DAÑOS MATERIALES

El seguro de Daños Materiales es un producto que da cobertura a los daños producidos en las propias instalaciones de la empresa, ya sea en propiedad o en alquiler.

Se ofrecen dos opciones de protección: Multirriesgo y Todo Riesgo.

o Multirriesgo: Se cubre cualquier circunstancia especificada en la póliza.

o Todo Riesgo: Se cubre todo salvo que se indique lo contrario en la póliza.

¿Para quién?

Oficinas y despachos profesionales, negocios minoristas/comercio, y una infinidad de negocios que disponen de un espacio físico donde desarrollar la actividad.
Los daños que se puedan producir en estos espacios pueden ser difíciles de asumir. El seguro de Daños Materiales va dirigido a aquellos propietarios o inquilinos que quieren minimizar los perjuicios sufridos tras un incidente que afecte a los elementos materiales de su empresa.

¿Por qué un seguro de Daños Materiales?

Cualquier Oficina/Local tiene el riesgo de sufrir una fuga de agua, un robo o una subida de tensión que provoque daños eléctricos, entre otras cosas. Además, puede haber situaciones que un incidente de este tipo te impida realizar la actividad de forma normal, provocando una pérdida de beneficios.

Contratando el seguro de Daños Materiales se minimiza el perjuicio sufrido, que en determinadas situaciones podría ser grave.

Garantías destacadas

Incendio

Daños por agua

Daños a equipos

Robo y atraco

Pérdida de beneficios

Caso real

Un despacho de abogados sufre un escape de agua en el baño que provoca daños en el suelo de madera de uno de los despachos del asociado. Pese al elevado coste de su reposición, el seguro de daños materiales cubriría la sustitución del suelo de toda la Oficina para mantener la coherencia estética en toda la superficie.

CONTRATAR