Este sistema está dirigido a todo el personal de una empresa.

En función de las características y necesidades de cada empleado, podrá elegir qué partida es la que más le conviene y, por lo tanto, destinar parte de su salario a ello.

La retribución flexible tiene muchas ventajas. Entre ellas, podemos encontrar:

  • La empresa no incurre en ningún tipo de coste económico.

  • Aumenta la retribución neta de los empleados sin aumentar los costes salariales.

  • Ayuda a la conciliación familiar.

  • Supone un ahorro para los empleados. Accediendo a servicios con ventajas fiscales, que permiten a final de mes percibir un salario neto mayor

  • Mejora la imagen de la empresa ofreciendo servicios que otra empresa puede no estar ofreciendo y, por lo tanto, aumentando la buena percepción que tienen los trabajadores sobre la empresa.

  • Favorece la retención de talento. La retribución flexible puede ser un punto clave a tener en cuenta a la hora de decantarse por una empresa u otra.

  • Es un plan voluntario, puede adherirse a él quien lo prefiera y elegir las partidas que más le convengan.

El empleado puede destinar hasta un 30% de su salario bruto anual en los siguientes servicios, con los límites y excepciones establecidos en la ley (LIRPF). De manera general:

  • RestaurantE Pass: Hasta 11 € diarios
  • Transporte Pass: Hasta 1.500 € en servicios de transporte público
  • Guardería Pass: 100% exento de IRPF
  • Formación Pass: 100% exento de IRPF
  • Seguro de salud: 500€ por beneficiario

También podemos ofrecerte

También podemos ofrecerte

También podemos ofrecerte